Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/objetoa/public_html/includes/settings.php:2) in /home/objetoa/public_html/includes/settings.php on line 119

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/objetoa/public_html/includes/settings.php:2) in /home/objetoa/public_html/includes/settings.php on line 119
Objeto-a :: Blog :: Los más buscados
 
Los más buscados
Publicado por Objeto a :: 22-Feb-2008 10:30:45


caras

En junio del año pasado Lucian Freud se consagraba como el artista vivo más cotizado con su obra “Bruce Bernard” rematada en US$ 19,2 millones. Un par de días depues el británico Damien Hirst arrebata el título con “Lullaby Spring” vendida en Sotheby´s London por US$ 19,5 millones. Pero la gloria de Damien fue también de corta duración. “Hanging Heart” de Jeff Koons fue adquirida al poco tiempo por £11.3 millones en Sotheby’s New York por Larry Gagosian, uno de los dealers americanos más poderosos.

Se trata de tres estilos totalmente distintos; Freud intimista, Hirst provocador y Koon impactante. 

Lucian Freud con más de sesenta años de carrera es considerado por muchos el mayor pintor figurativo con vida, y es que el artista recurre a uno de los géneros más antiguos en la historia de la pintura: el retrato, pero da un paso más, y heredando quizás algo de su reconocido abuelo, nos enfrenta a retratos psicológicos que se adentran en el interior de sus personajes. Sus cuadros los desnudan, la mayoría de las veces literalmente. Se presentan despojados de elementos, en habitaciones vacias. Muestran lo justo y necesario para retratar un sentimiento, una personalidad, una sensación.

bernard

“Bruce Bernard”, es un retrato del editor fotográfico del The Sunday Times Magazín, amigo cercano de Sigmund Freud y principal ensayista sobre la obra del pintor. La obra, de grandes dimensiones, pincelada expresiva y tonos acerados muestra a Bernard con una mirada perdida, melancólica quizá, en un cuarto vacio, con una montaña de papeles abollados detrás suyo. Son pocos los elementos del cuadro y sin embargo dice mucho.

Por su parte Damien Hirst adquirió popularidad en la década de los 90 como consecuencia de su polémica muestra “Sensation”, apoyada por un fuerte trabajo de difusión del publicitario y coleecionista Charles Saatchi. Hirst apela al impacto visual, a la controversia cultural y moral buscando conmover al observador y sembrarle inquietudes. Uno de sus temas predilectos es la muerte, el cual le sirvió de inspiración para la muestra “natural history” donde exhibía entre sus piezas un tanque de vidrio de 22 toneladas de peso con 224 galones de formaldehído que albergaba en su interior a un tiburón tigre de casi 4 metros, con sus fauces abiertas.

llullaby

En "Lullaby spring" la reflexión toma otro rumbo, y si bien la díada vida-muerte sigue presente, esta vez Hirst, según los expertos, se vincula con la historia del arte al emular por un lado las formas geométricas de Mondrian con la obra de Botticelli. “Lullaby Spring” forma parte de la serie Cuatro estaciones y consiste en una vitrina de acero inoxidable y cristal con 6.136 píldoras de colores, todas prolijamente alineadas, casi obsesivamente podríamos decir, simulando un experimento científico. La obra no ha sido librada al azar, cada una de las vitrinas evoca una estación del año, con píldoras grises para la del invierno, y ocres para la del otoño. Se vendió la que corresponde a la estación de la primavera, con sus pastillas de miles de colores fue pensada como un guiño a la obra maestra de Botticelli (planteada esta como una celebración alegórica de la vida).  

Jeff Koons es la nueva “celebritie” norteamericana de las artes. Llegó a la fama en los 80 como consecuencia de su culto a la cultura Kitch, por su conversión de objetos cotidianos en arte y su preocupación por las cuestiones relativas a la “alta y baja cultura”. Es así que indefectiblemente, tanto sus defensores como detractores lo ubican como heredero de la corriente dadaísta y de Warhol. En el primer caso se lo posiciona como un feroz crítico cultural que amenaza las categorías establecidas en pos del shock publico, buscando conmover sensibilidades. Por otra parte hay quienes ven en Koons una versión desmejorada de sus antecesores y sólo rescatan el hecho de que se inspire en ellos.

heart

Llegamos entonces a “Hanging Heart”, un corazón gigante de metal rojo de 1.560 kilos de peso que cuelga del techo por una cinta dorada. A pesar de la contundencia de la obra pareciera flotar en el aire como un globo. Hanging Heart pertenece a la serie “Celebration” y es una de las cinco versiones, todas de distinto color, hechas en acero inoxidable alto en cromo con revestimiento transparente en color. Según Koons esta serie es "algo festivo que tiene que ver con la infancia, el color y la simplicidad"

A continuación los dejamos con un video que publicó Sothebys con motivo al remate de San Valentin, donde se reflexiona sobre “Hanging Heart”

Las imágenes de las obras son propiedad intelectual de Sothebys.
El cabezal de izquierda a derecha: autoretrato de Lucien Freud, Damien Hirst, Jeff Koons.

Escribi tu comentario »

Regresar »

Share/Bookmark

Ingresá tu comentario
 
Comentarios:

 
 
 

“Los comentarios serán moderados con objeto de agilizar y mejorar
la calidad del debate, y por tanto no aparecerán inmediatamente publicados.
Recordamos las reglas básicas de la nettiquette

Atenerse al tema del artículo.
No escribir EN MAYÚSCULAS.
Aquellos comentarios insultantes u ofensivos no son publicados”.


© Copyright 2007 Rincones de Arte S.R.L. – Todos los derechos reservados.
Desarrollo del Blog Sueños Digitales Argentina